faqs

Ejercicios Físicos son parte importante del tratamiento del Síndrome de colón irritable// Conozca más

¿ Qué significa padecer síndrome de colon irritable?
El síndrome de colon irritable es un trastorno gastrointestinal que afecta al intestino grueso (colon) y trae como consecuencia dolor abdominal, diarrea, estreñimiento, cólicos, meteorismo, distensión abdominal, para todo lo cual no se halla una causa organica identificable. Según su principal manifestación, se observan formas en las que predomina la diarrea y en otras la constipación, asi mismo, existen tipos en los que alternan ambos trastornos.

Divertículos : Dieta rica en fibras, mejor calidad de vida.

Que son los divertículos? Los divertículos son pequeñas protuberancias con forma de saco que pueden formarse en cualquier porción del tracto gastrointestinal, si bien donde aparecen con mayor frecuencia es en el intestino grueso (colon). A partir de los 50 años son más frecuentes y, a medida que pasan los años, la probabilidad de sufrir una diverticulosis va incrementando.

Cuando el Cancer Colorrectal se diagnostica a tiempo, es muy alta la probabilidad de curación. // Conozca más

Los avances producidos en las últimas décadas en el tratamiento quirúrgico y oncológico del cáncer colorrectal han permitido mejorar la calidad de vida de los pacientes aunque solo produjeron un escaso impacto en la sobrevida a 5 años, que se ubica entre el 50 y el 60%. Esto es debido a que con el diagnostico habitual, es decir, con enfermedad sintomática, nos encontramos con enfermedad avanzada, localmente o a distancia, en el 63% de los casos.

La enfermedad Celíaca es tratable con alimentos naturales // Conozca más.

La enfermedad celíaca (EC) es un intolerancia permanente al gluten de algunos cereales como el trigo, cebada, centeno y avena que se presenta en individuos genéticamente predispuestos y se caracteriza por una reacción inflamatoria en la mucosa del intestino delgado que dificulta la absorción de nutrientes.

Entre los síntomas más frecuentes se destacan la pérdida de peso, pérdida de apetito, fatiga, náuseas, vómitos, diarrea, distensión abdominal, pérdida de masa muscular, retraso del crecimiento (niños), alteraciones del carácter, dolores abdominales, meteorismo, anemias, etc.