Novedades

 

Marzo es el mes de concientización sobre el cáncer colorrectal


 

Las pruebas de detección salvan vidas. Si usted tiene 50 años de edad o más, consulte con su médico sobre hacerse la prueba de detección.

Entre los tipos de cáncer que afectan tanto a hombres como a mujeres, el  cáncer de colon o de recto es la segunda causa principal de muertes por cáncer en los Estados Unidos. Cada año, más de 140,000 estadounidenses reciben un diagnóstico de cáncer colorrectal y más de 50,000 mueren de esa enfermedad. Sin embargo, esta enfermedad es sumamente prevenible si se realizan pruebas de detección a partir de los 50 años.

Lo que usted puede hacer

·        

Si tiene entre 50 y 75 años, hágase pruebas de detección del cáncer colorrectal con regularidad. Las pruebas de detección ayudan a prevenir el cáncer colorrectal al encontrar pólipos precancerosos (crecimiento anormal de tejido) que luego se pueden extirpar. Las pruebas de detección también encuentran este cáncer en forma temprana, cuando el tratamiento puede ser más eficaz.

·        

Manténgase físicamente activo.

·        

Mantenga un peso saludable

·        

No beba demasiado alcohol.

·        

No fume

Datos breves

·        

El riesgo aumenta con la edad. Más del 90% de los casos de cáncer colorrectal ocurren en personas mayores de 50 años en adelante.

·        

Los pólipos precancerosos y el cáncer colorrectal no siempre causan síntomas, especialmente al principio. Usted puede tener pólipos o cáncer colorrectal y no saberlo. Por esta razón es muy importante realizarse las pruebas de detección. Si se presentan síntomas, estos pueden incluir:

o   

Sangre en las heces (materia fecal).

o   

Malestar, dolores o cólicos estomacales constantes.

o   

Pérdida de peso inexplicable.

Estos síntomas pueden ser causados por algo diferente que no sea el cáncer. Si usted presenta cualquiera de estos síntomas, vea a su médico.

·        

Algunas personas tienen un riesgo mayor de presentar cáncer colorrectal que otras. Si cree que puede tener un riesgo alto, consúltele a su médico sobre cuándo y con qué frecuencia debe hacerse pruebas.

 

·        

Existen varias pruebas de detección.  Hable con su médico  para saber cuál es la opción más adecuada para usted.